LOS CESPEDES

Fue denominado “Los Céspedes” en recuerdo y homenaje permanente a la familia Céspedes, que fuera un sostén permanente y forjadora del club.

Ubicado en Camino Bergers 481 y Camino de la Instrucciones, a 12 kilómetros del centro de Montevideo, ocupa una superficie de 22 hectáreas destinadas a brindar a sus planteles profesionales una comodidad paradisíaca.

Nacional lo adquirió en 1968 bajo la presidencia de Don Miguel Restuccia, siendo inaugurado el 14 de setiembre del mismo año con un gran acto al que asistieron autoridades deportivas y nacionales. Constaba de un chalet, una construcción que servía de comedor y dos canchas de fútbol.

La conquista del Campeonato Uruguayo y de la esquiva Libertadores estaban esperando su inauguración para entregarse a nuestros brazos.

Del 1969 al 1972, Nacional gana el Campeonato Uruguayo, en 1971 en Lima gana la primera Copa Libertadores de América al vencer en el partido final por 2 a 0 a Estudiantes de La Plata con goles de Espárrago y Artime para, finalmente, el 28 de diciembre en Montevideo obtener la Copa Intercontinental al derrotar por 2 a 1 al Panathinaikos de Grecia nuevamente con goles de Artime.

El primer intendente de “Los Céspedes” fue el asociado Sr. Antonio Pintos, que con su dedicación y trabajo mucho contribuyó a las victorias de 1969. Durante varios años, hasta que se jubiló, lo fue el Sr. Luis “Peta” Ubiña, capitán del equipo que en 1971 se clasificó Campeón de América y del Mundo. Desde el año 2000 dicha función la cumpló el Sr. “Cono” Olano y, actualmente, lo hace Adriana Araujo.

Sucesivas directivas fueron adquiriendo terrenos linderos. El terreno actual tiene 20 hectáreas con cerca de 1600 metros cuadrados de construcciones.

A iniciativa del Profesor Miguel E. Gesto, en el año 2000 se ha montado una sala de musculación, dotada de la maquinaria más sofisticada de última generación.

En el año 2000, con la colaboración de los Arq. Gonzalo Rodríguez Orozco, Arq. Ricardo Pereira y del Ing. Francisco Maronna en la Dirección de la Obra, se inauguró un módulo de 250 metros cuadrados, con 8 habitaciones de hasta tres personas cada uno y una sala de estar para alojar al plantel principal. Esta obra fue construida en base a aportes de la Comisión Directiva y de 30 socios vitalicios que contribuyeron con US$ 3.000 cada uno.

Actualmente, es un complejo deportivo que tiene cinco canchas de fútbol donde entrena el plantel principal (canchas 1 y 2) y las divisiones formativas (canchas 3, 4 y 5), un gimnasio con sala de musculación, cocina y comedor, que lo sitúa entre los mejores del Uruguay.

 

 

Fuente: nacional.com.uy

Deja un comentario