Aquí estamos

By | 12 noviembre, 2017

Nacional ganó, goleó y gusto.
El partido no fue partido. Es que algunas veces las cosas salen a la perfección. Eso es lo que pasó en el encuentro de Nacional ante Boston River, el buen equipo que es dirigido por Alejandro Apud. A los 28’ el Decano estaba ganando 4 a 0 y el partido ya estaba cerrado. Solo una tragedia podía hacer cambiar el rumbo de este juego.

Nacional dominó todos los aspectos del fútbol. Recuperó, jugó con velocidad y precisión y llegó al gol con facilidad. A los 4’ llegó el primero, fue del capitán Diego Polenta que logró cabecear en forma perfecta un centro enviado desde la derecha en jugada de pelota quieta. A los 12’ Matías Zunino invade el área, recibe una asistencia de Rodrigo Aguirre de cabeza y definió como un goleador. A los 25’ Papelito convierte al cobrar un penal bien marcado y a los 28’ repite Sebastián tras recoger de cabeza un rebote tras un gran remate de Rodrigo Aguirre.

La primera y única llegada de riesgo a favor de Boston River se dio en el 45’. Un centro enviado desde la izquierda de la ofensiva rival tuvo tres rebotes en el área y el último dio en uno de los delanteros perdiéndose afuera. No hubo nada más para Boston en la primera parte.

Segundo tiempo. Sabiendo que el partido se le había hecho imposible, Boston River salió dispuesto a demostrar por qué es uno de los mejores equipos de nuestro fútbol. Fue así que comenzó el segundo tiempo buscando atacar y mostrando su fútbol característico de pelota al piso, intensidad y desbordes por las bandas. Así fue como se acercó en algunas oportunidades. Un remate desde afuera del área, un desborde con pelota atrás que terminó en córner y la más importante de todas: un remate a quemarropa que Coco Conde salvó en forma magistral.

Sin embargo hubo otro gol y fue para Nacional. Sebastián Rodríguez ejecutó un tiro libre que se desvió en la barrera y le cambió el palo al arquero Adrián Berbia. Fue el quinto pero hubo posibilidades de alguno más. Un remate de Aguirre, un offisede mal cobrado cuendo también Rodrigo se iba frente a Berbia y una gran atajada, también a quemarropa, del arquero rival ante entrada de Kevin Ramírez que había ingresado por Tabaré Viudez. También ingresaron Gonzalo Porras por Diego Arismendi y Martín Liguera por Sebita Fernández.

Sin minutos de descuentos terminó el partido con goleada para Nacional. El Decano sigue en la pelea por la Anual esperando que los líderes pierdan algún punto, pero necesita seguir en racha de triunfos. La mejora futbolística está a la vista.

¡Vamos Nacional!

¡Vamos Decano!

via decano.com

Deja un comentario