Triunfo y poco más

By | 4 septiembre, 2017

Jugamos el peor partido en mucho tiempo pero igual ganamos y continuamos lideres de la Anual.
Primer tiempo, imprecisos y dormidos. Nacional tuvo que realizar cambio de nombres y de figura táctica. Es que había ausencias por convocados a la selección y algunos suspendidos. Tomando en cuenta estos aspectos Martín Lasarte dispuso un 4 – 2 – 3 – 1. Para que este esquema funcione los dos de las bandas deben colaborar en la marca, de lo contrario los dos volantes centrales se desgastan mucho porque les queda anchísima la cancha para marcar, y terminan corriendo y marcando en muchos metros. Esto fue lo que le pasó a Sebastián Rodríguez, porque a Gonzalo Bueno no realizó la tarea de contención por la izquierda. Incluso fue sustituido en el entretiempo, y creo que fue por este motivo. Pero lo peor fue la desidia que tuvo el tricolor además de una imprecisión alarmante. Parecían dormidos en la cancha, y a pesar de conseguir el gol en un centro bien ejecutado por Tabaré Viudez, el dominio del balón estuvo por el lado de Plaza Colonia cuando en cancha el Decano presentaba jugadores muy aptos para tener la pelota y hacerla circular buscando espacios y pases profundos.

Segundo tiempo, imprecisos y dormidos. El segundo período tuvo a Kevin Ramírez en sustitución de Gonzalo Bueno pero en una posición distinta. Kevin se paró más al medio, colaborando en la contención, pero sobre todo buscando darle dinámica y velocidad a la hora de atacar. Y en ciertas jugadas algo así se vio en cancha. Pero el resto seguía con una pasividad alarmante y la misma imprecisión del primer tiempo. Lasarte dio ingreso a Leandro Barcia que tampoco tuvo su mejor noche, aunque creo que de acuerdo a como jugó el equipo era muy difícil destacarse. Sebastián Rodríguez quizás fue el abanderado, marcando,y buscando triangular a la hora de defenderse.

Lo positivo fue el triunfo. Lo positivo del partido fue solo el triunfo y los tres puntos que permiten mantener la primera ubicación de la Tabla Anual. El Tricolor jugó su peor partido en mucho tiempo y creo que es para preocuparse. Si el rival hubiera sido otro equipo con algo más de peso ofensivo la historia hubiera sido distinta sin dudas. Mucho para mejorar y trabajar por parte de Lasarte, al que se lo vio muy ofuscado, y estimo que se debe a la actitud del equipo. Se puede jugar mal pero nunca con la desidia que se mostró en este encuentro. Las ganas deben estar siempre y esta vez creo que faltó algo de eso. Ojala sea solo un partido aislado porque se viene el clásico en breve, y la recta final de la temporada.

¡Arriba Nacional!

via decano.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *