Monthly Archives: marzo 2017

Recital de Lozano: Tres golazos para un Nacional puntero e invicto

Con un Brian Lozano en su mejor versión, Nacional derrotó 3-0 a Liverpool en el Parque Viera por la 8ª fecha del torneo Apertura.

El talentoso mediapunta del Decano fue la figura al ingresar en el complemento y despacharse con tres notables tantos (los dos primeros de tiro libre) para destrabar un encuentro difícil.

Finalmente, la victoria fue justificada por las brillantes apariciones de Lozano, pero también por el resto del trabajo del equipo.

Los tricolores, con dos partidos menos, ya son líderes del Apertura con 18 unidades.

Cuentan sus seis cotejos por victorias y van por más.

PARTIDO. A no ser por los primeros 20´, Nacional fue el dominador de las acciones en la primera etapa.

Controló la pelota y se impuso en el mediocampo, contando incluso con algunos pasajes interesantes de manejo del juego, como por ejemplo cuando operó por afuera y los volantes se asociaron con los laterales, que se proyectaron con acierto.

Sin embargo, le faltó una marcha más en los últimos metros, el último pase y la estocada final.

También es cierto que si el Decano no se pudo imponer en el área rival, más allá de algunas ocasiones que no llegaron a mayores, fue por el aplicado trabajo de la retaguardia liverpoolense.

Los neagriazules, que iniciaron de forma aceptable, pero que luego no tuvieron otra opción que cederle el terreno a los tricolores, contaron con las dos ocasiones más riesgosas de los primeros 45´ y en ambas Esteban Conde se lució (cabezazo y remate a distancia).

Fue en el complemento donde Nacional logró la ventaja definitiva con los importantes ingresos de Martín Ligüera y, fundamentalmente, Brian Lozano.

Es que, apenas 2´ después de su entrada al campo de juego, Lozano comenzó a destrabar un partido muy duro con el primero de sus golazos de la tarde.

Corrían 61´ cuando Gustavo Tejera señaló tiro libre para el Decano sobre el sector izquierdo de la ofensiva.

El mediapunta albo sacó un latigazo de derecha, de esos a los que nos tiene acostumbrados, que, a media altura, tomó un efecto endiablado para picar justo enfrente de Guillermo de Amores e ingresar al arco. Golazo por la comba que tomó el balón y golazo porque los albos estaban necesitando abrir el juego.

Apenas 7´ después, nueva falta a favor de Nacional y prácticamente en el mismo sector donde Lozano había convertido.

Esta vez, Liverpool tomó mayores recaudos y colocó un tercer defensor en la barrera. No alcanzó. Nuevo impacto de Brian, esta vez con más altura, que rozó en uno de los futbolistas de Belvedere y que terminó metiéndose en el ángulo izquierdo de Guillermo de Amores.

Iban dos golazos, pero la tarea de Lozano no había finalizado.

A los 81´, en un duelo áspero que el Decano ya había encausado y que ahora controlaba desde el juego y el resultado, Alfonso Espino peleó una pelota en el ataque tricolor y, con lo justo, logró ceder a la figura de la cancha.

Como venía, y desde un sector más frontal que el de sus anteriores remates libres, el atacante albo conectó un derechazo limpio y potente que, nuevamente, fue a parar al ángulo izquierdo de Liverpool.

Tres tantos de notable factura y tres puntos vitales para los comandados por Martín Lasarte que, con dos juegos menos, ya son líderes con 18 unidades.

Al gran trabajo de Lozano hay que sumarle el mérito de todo el equipo: desde Conde en el arco con dos salvadas providenciales, pasando por la seguridad de la zaga, las subidas y el despliegue de Espino, el trajinar incansable de los volantes, el buen toque de Sebastián Rodríguez, la claridad siempre fundamental de Ligüera y el sacrificio de los atacantes.

Nacional suma y sigue.

Síntesis

Nacional 3-0 Liverpool

via nacional.uy

Victoria justa

Lasarte definió así al partido entre tricolores y negraiazules.
“Considero que la victoria terminó siendo justa (…) lo que quizás llama la atención es que un futbolista en 35 minutos de partido logre tres goles y dos de ellos casi calcados. Eso pasa para aquellos jugadores que tienen determinados talentos, lo extraño es que no haya conseguido más goles así en el torneo” dijo sobre la actuación de Brian Lozano a quien ve hacer goles así en las prácticas además de recordar el tanto a Olimpia al inicio de temporada.

El entrenador se mostró feliz por la actuación del jugador y dijo que “los aplausos que recibió Lozano al entrar vestuario es algo que no es habitual, pero sabemos que lo necesita y para él es importante.”

“Una aptitud”

Dijo Lasarte que abrir los partidos con jugadores que llegan desde el banco de suplentes “es una aptitud que tenemos y buscamos. No es algo antojadizo y si bien desde afuera se trata de vulgarizarlo, o se dice que es puntual, yo no lo entiendo así, es algo buscado, hemos ganado muchos partidos y hasta un campeonato así. Evidentemente nos gustaría resolverlo antes. “El primer tiempo fue difícil, nos costó jugar. En el segundo el equipo estuvo mejor, sobre todo con los cambios, encontró más espacios y el primer gol, que es el más importante porque obliga al rival a cosas que no tenía que realizar. Eso abrió el partido.”

Esto sigue

Ahora llegará River Plate y habrá menos descanso: “El miércoles tenemos el partido con River Plate que nos permitirá comenzar a ponernos al día en el calendario. En la medida que podamos seguir sumando así, el resto es relativo. Hay que seguir haciéndolo bien.”

Alegría por Conde

Para finalizar, el DT del Bolso tuvo palabras de reconocimiento a Esteban Conde quien salvó dos jugadas claras de gol: “No en vano fue convocado a la selección. Vive un momento extraordinario en lo deportivo y humano y se nota en la cancha y fuera de ella”.

via decano.com

Nacional esperó, no desesperó y se llevó un valioso triunfo

Tabaré Viudez, de tiro libre, salió al rescate y, de esa forma, Nacional se impuso cerca del final 1-0 a El Tanque Sisley en el estadio Atilio Paiva Olivera por la 7ª fecha del torneo Apertura.

El Decano mereció la victoria porque fue el dominador de las acciones, pero mayoritariamente le faltó plasmar en los últimos metros todo lo que insinuó.

Los tricolores cuentan todos sus partidos por victorias en este certamen y, por ende, acumulan puntaje perfecto (15 unidades).

PARTIDO. Buenos primeros 25´ de Nacional, así como también los últimos 5´ de la primera mitad.

Dominio del mediocampo, posesión de pelota y un equipo muy activo de tres cuartos de cancha hacia adelante.

Movedizo Brian Lozano por derecha, participativo Martín Ligüera e ingenioso a la vez que potente Hugo Silveira para caer por las bandas y generar las mejores acciones de ataque.

Ligüera, tras gran escapada de Hugo por derecha, Lozano, con remate a distancia, y Jorge Fucile, sobre el final, dispusieron de las mejores ocasiones del Decano, al que igualmente le faltó concreción en los últimos metros.

Los verdinegros, que oficiaron como locatarios en Rivera, reaccionaron promediando la primera mitad, pero nada como para inquietar en demasía al seguro Esteban Conde.

Los tricolores iniciaron el complemento con la misma tónica, pero luego El Tanque logró equilibrar las acciones hasta que, nuevamente y ahora sí hasta el final del cotejo, los albos retomaron el control.

Martín Lasarte apeló a los cambios y los nuestros siguieron siendo los más interesados en lograr la victoria, pero, como ya fuera mencionado, faltaba la estocada final.

La misma llegaría a los 81´ y de pelota quieta. Infracción sobre el ingresado Sebastián Fernández en las puertas del área grande y perfecta ejecución de Tabaré para destrabar un partido muy duro.

Nacional mantuvo la diferencia hasta el final y, tras el tropezón copero ante el Zulia, se trae muy buenos tres puntos desde Rivera.

via nacional.uy

Triunfo y puntaje perfecto

Se ganó un partido complicado luego del traspié por Copa.
Superioridad sin concreción. Nacional salió a jugar un partido complicado por varios aspectos: Primero porque se venía de una dura derrota, que podía haber calado en lo anímico; segundo por el esfuerzo físico de algunos futbolistas, que incluso llevó a que se hicieran algunas modificaciones; tercero porque enfrente se tenía un rival que trabaja muy bien desde el aspecto defensivo. El equipo tuvo a Martín Ligüera desde el arranque, Rodrigo Aguirre por izquierda y Brian Lozano por derecha. Además el capitán Diego Polenta tuvo que dejar su lugar al juvenil Agustín Rogel por lesión y volvió Rafa García. El esquema fue el mismo de casi siempre: 4 – 2 – 3 – 1. El primer tiempo tuvo dominio del balón y del partido por parte del Bolso. Salvo algunas jugadas aisladas de contragolpe, Nacional merodeó el área rival pero no pudo concretar.

Segundo tiempo algo más parejo. El complemento siguió teniendo a Nacional como protagonista pero el cansancio de algunos futbolistas y la buena tarea defensiva de El Tanque equilibraron en parte el encuentro. Martín Ligüera se encontraba muy cansado y el equipo no tenía quien distribuyera en ataque. Solo Hugo Silveira lograba desequilibrar en base a jugadas individuales pero nunca encontró quien definiera en el área. Como conclusión, queda claro que a Ligüera es mejor guardarlo para los últimos minutos ya que si ingresa desde el comienzo llega sin piernas al tramo final que es cuando más se lo precisa. El ingreso de Tabaré Viudez mejoró algo este aspecto. Sin brillar, Tabaré comenzó a desequilibrar por derecha y llevar algo de peligro al arco contrario. Kevin Ramírez intentó hacer lo mismo por izquierda y en parte lo logró aunque se lesionó a los pocos minutos de estar en cancha y eso jugó en su contra. Por suerte llegó el gol de Tabaré porque el partido estaba entrando en la zona “del como sea” y no había piernas, ni juego, como para logra la victoria sobre el final.

Triunfo muy importante. Por todo lo mencionado en cuanto a las dificultades que planteó el partido, este fue un triunfo importantísimo. Se logró mantener el puntaje perfecto y se terminó una seguidilla de partidos. Sigue una semana entera de descanso. Para destacar, el nivel de Hugo Silveira. Cada vez más jugador, pivotea de gran manera. Lo hace con toques de primera cuando la jugada lo requiere pero si es necesario aguanta el balón para que sus compañeros lleguen a puestos de ataque. Por abajo cada vez juega mejor con el balón. Está muy rápido y con mucha potencia. Debe mejorar su cabeceo y su goleo, pero sin dudas estamos en presencia de un gran centrodelantero.

Gran triunfo que nos da la posibilidad de seguir primeros en la tabla de puntos perdidos. ¡Arriba Nacional!

via decano.com

Especialidad de la casa: Remontada y valioso triunfo en el final

Nacional perdía 2-1, pero, en los últimos 15´, se lo dio vuelta a Racing (3-2) en el Gran Parque Central con tantos de Martín Ligüera y Hugo Silveira, éste último a los 85´.

Por la 6ª fecha del torneo Apertura, el Decano comenzó abajo hasta que Santiago Romero lo igualó en un tanto.

Nuevamente el visitante se puso en ventaja al inicio del complemento, pero, en base a fútbol y mucho coraje, los tricolores se llevaron una victoria importante que los mantiene como los únicos invictos sin puntos en contra en el certamen.

PARTIDO. Con cuatro cambios en el once inicial respecto al partido copero ante Lanús en Buenos Aires del pasado jueves, Nacional salió a la cancha.

Cuando era el Decano el que controlaba las acciones, aunque sin imprimirle la suficiente profundidad a su ataque, llegó la apertura del tanteador por parte del equipo visitante, que aprovechó la única ocasión que tuvo en esa primera mitad y, gracias a un tiro libre, se puso en ventaja.

Los tricolores reaccionaron y, apenas seis minutos después, consiguieron el empate: tiro libre desde la izquierda en forma de centro ejecutado de forma notable por Martín Ligüera y oportuna aparición en el área chica de Santiago Romero para poner todo como al principio.

De allí hasta el final fue todo del dueño de casa, que insinuó mucho en base a la velocidad y las trepadas de sus laterales y al buen toque de Ligüera y Tabaré Viudez, pero no concretó en el área adversaria.

Los albos iniciaron con todo el complemento de la mano de quien, a la postre, sería su principal figura: Viudez.

A los 48´, Tabaré avisó con un potente tiro libre que el arquero adversario logró despejar.

Sin embargo, a los 52´, en su segunda llegada en todo el cotejo, Racing encontró otro gol y recuperó la ventaja.

Otra vez a remar de atrás…

A la cancha Hugo Silveira y Sebastián Rodríguez y Nacional cada vez más dominador de las acciones… más aun luego de la expulsión de un futbolista racinguista a los 58´.

Rodrigo Aguirre casi lo empata con un cabezazo al palo a los 65´.

La pelota era del Decano, que la movía por todo el frente de ataque y buscaba variantes.

La manija seguía siendo Viudez por derecha y, a los 76´, nueva maniobra del mediapunta, enganche hacia adentro y pase al punto penal para la aparición del salvador tricolor, Ligüera, quien desvió la trayectoria del balón para empatar el encuentro.

Los albos no se rindieron y tuvieron su premio a los 85´ cuando Silveira, de cabeza y en el segundo palo tras centro desde la zurda de Diego Polenta, marcó el tanto de la victoria.

Costoso, pero merecido triunfo que mantiene a Nacional con puntaje perfecto y que, una vez más, demuestra el temple y el coraje de este equipo para sobreponerse a situaciones adversas.

via nacional.uy

¡A lo Nacional!

El Tricolor dio vuelta el partido jugando muy bien al fútbol.
Mal comienzo. Nacional salió a la cancha con variantes en nombres y también en la figura táctica con respecto al partido de entre semana ante Lanús. Ingresaron Gonzalo Porras, Tabaré Viudez, Martín Ligüera y Rodrigo Aguirre, y se volvió al 4 – 2 – 3 – 1. El equipo de Racing vino a esperar en su cancha intentando salir con contragolpes, pero casi no pudo realizarlo. Los dos goles en contra vinieron por errores propios, y no por jugadas del equipo albiverde. Nacional dominaba el balón pero no inquietaba, y el primer tiempo se fue con un empate. Es que el Decano no estuvo fino, y se perdían pases claros. A Kevin Ramírez se lo vio algo cansado y no pudo desequilibrar como en otros partidos.

Buen final. El segundo tiempo se hizo cuesta arriba. En los primeros minutos un centro mal tirado se transformó en gol en el arco de Esteban Conde, con la clara colaboración del viento. Nuevamente el tricolor en desventaja y con el partido cuesta arriba. Con la expulsión del jugador de Racing, el partido se terminó de volcar sobre el arco rival. Martín Lasarte puso a Sebastián Rodríguez para tener más fútbol, a Brian Lozano para tener mayor velocidad y desborde y a Hugo Silveira para definir en el árez, y le salió muy bien, ya fue quien terminó sellando el triunfo sobre el final. En la adversidad afloró la clase de Tabaré Viudez, que comenzó a ser imparable por la derecha, y sobre todo la de Diego Polenta. El capitán se puso el cuadro al hombro siendo salida permanente con la pelota, e incluso siendo quien le pone la pelota en la cabeza para el gol del triunfo a Silveira. Estamos en presencia de esos jugadores que lideran e influyen con su actitud y con su juego desde el fondo de la cancha jugando, y también fuera de ella.

Se dio vuelta a lo Nacional. Nacional ganó de atrás, a lo Nacional. Ganó metiendo, pero sobre todo jugando muy bien los minutos finales. El equipo está en un buen momento, con mucha fuerza anímica, y con una vibra positiva que hace que los partidos terminen siendo favorables y con triunfos. Gran trabajo desde el banco de Lasarte una vez más que hizo cambios que modificaron el partido y fueron fundamentales para la victoria. Gran triunfo que sigue dando confianza a un gran plantel, y a un gran equipo. ¡Arriba Nacional!

via decano.com

Voces del triunfo en Buenos Aires

Los protagonistas dieron sus impresiones tras el debut.
Martín Lasarte atendió a los medios después del partido de Nacional ante Lanús en Buenos Aires y dejó sus conclusiones de la victoria tricolor.

¨Teníamos un cierto rodaje, la suspensión contra River nos complicó. Tuvimos una marcha distinta a la que tenemos. Generamos situaciones, por momentos tuvimos el control del partido. En el segundo tiempo no buscamos meternos atrás, el rival también juega”, manifestó Lasarte.

Además el técnico tricolor habló de la importancia de ganar en el debut, algo que no era fácil ya que jugamos de visitante ante un gran equipo, el mejor de la actualidad en el fútbol argentino y además, el último campeón.

¨No hay que distraernos del camino, tenemos que seguir trabajando. La primera parte se dió como pensábamos, en el segundo tiempo costó mantener el ritmo y se sintió el desgaste”, explicó Lasarte.

Además, el entrenador tricolor recordó lo que viene el próximo domingo, que será el partido ante Racing en el Gran Parque Central y luego el debut –también en casa- ante Zuliá de Venezuela.

“Tenemos un partido muy importante el domingo, pero también el miércoles. Quizás haya algunas modificaciones por el desgaste¨ dijo.

Por último, Lasarte hizo referencia a la actuación de los jugadores y destacó a los hinchas que hicieron el esfuerzo y acompañaron al equipo.

“El mérito es de los jugadores, hicieron un trabajo extraordinario en lo físico y táctico. Tenemos que mejorar, hay que elevar cosas. Como hincha, a los que vinieron a Buenos Aires les digo que disfruten la victoria¨ concluyó.

La opinión de los jugadores

Varios futbolistas del Decano hablaron en zona mixta después del partido y dieron su punto de vista sobre el triunfo.

Diego Arismendi, quien salió sentido explicó qué fue lo que sucedió y dio su visión del partido. ¨Tuve una contractura, nada grave. Fue un partido duro, con mucho ritmo, por suerte pudimos mantener el cero en el arco. Hicimos un gran partido, tanto en defensa como en el mediocampo. En el primer tiempo presionamos mucho¨ dijo Arismendi.

El otro volante de marca también terminó cansado, fue Santiago “Colo” Romero: ¨El partido fue redondo y pudimos llevarnos la victoria. Se disfrutó más la primera parte, en el segundo se corrió mucho. Terminé cansado pero estoy bien físicamente, habrá que ver qué dice Martín, pero yo quiero estar a la orden¨, dijo sobre su presencia para fin de semana por la sexta fecha del Apertura.

El hombre gol de la noche, Hugo Silveira, se mostró contento por volver a anotar y porque sirvió para un resultado importante.

¨Por suerte se me dio el gol y la victoria del equipo que es lo más importante. Quiero agradecer a la gente que hizo el esfuerzo y se vino, pudimos regalarles una victoria¨ dijo el delantero.

¨Me siento muy bien en el equipo, hay que seguir trabajando, esto recién arranca” fueron las palabras de Kevin Ramírez en zona mixta.

Alfonso Pacha Espino, la figura del partido, dijo que el plantel está ilusionado, pero ¨hay que seguir trabajando y con humildad. Por momentos se nos vinieron, pero estábamos concentrados¨

via decano.com

Triunfazo de visitante

Nacional comenzó la Copa de la mejor forma.
Gran planteo estratégico. Nacional cambió su figura táctica y con ello la estrategia de juego para este partido ante Lanús. Brian Lozano le dejó su lugar a Álvaro González y el equipo se paró con un 4 – 4 – 2 bien definido. La estrategia era clara: Santiago Romero y Diego Arismendi tomaban como referencia a los dos volantes centrales del equipo granate para que los zagueros no tuvieran con quien conectarse para salir con la pelota limpia. Además se presionó de manera coordinada y sobre la pelota. La verdad es que salió muy bien durante todo el primer tiempo. El equipo argentino no logró zafar de esa tela araña y Nacional robó varias pelotas cerca del arco rival que se transformaron en jugadas peligrosas. Hubo en general un gran trabajo de todo el equipo en esta primera mitad,

Esperando más atrás. En el segundo tiempo Nacional bajó algo su intensidad -por cierto fue altísima en los primeros 45 minutos- y Lanús logró adelantarse en el campo llevando al Bolso unos metros más cerca de su arco. También los dos volantes centrales que habían sido muy bien controlados tuvieron más movilidad y lograron en varias ocasiones ser el nexo para llegar sobre la última zona de Nacional. Sin embargo la línea de cuatro tricolor, cuando el equipo del Sur de Buenos Aires lograba saltear el medio de la cancha, desarticuló todos los ataques. Salvo en un cabezazo proveniente de un corner, Esteban Conde casi no tuvo que participar del juego.

Gran triunfo que ilusiona. Nacional comenzó de la mejor manera la Copa Libertadores 2017 ganando de visitante ante quien quizás sea el equipo más complicado del grupo. Gran acierto táctico estratégico de Martín Lasarte que fue perfectamente llevado a la práctica por los jugadores. Fue para destacar el trabajo defensivo de toda la línea final con un pico de rendimiento de Alfonso Espino. Gran trabajo desde lo defensivo y también en lo ofensivo de Hugo Silveira quien convirtió el gol del triunfo y salvó el empate en la línea. En general fue un muy buen partido de todos que ilusiona para lo que se viene. ¡Nacional nomá!

via decano.com

Día Internacional de la Mujer

Las mujeres cada día más somos protagonistas de la historia

El 8 de marzo se festeja el Día Internacional de la Mujer, fecha en la que se conmemora la lucha de la misma por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo integral. Si bien los días de la mujer son todos, esta fecha provoca un alto en el camino, ocasiona un momento de reflexión para que muchos hombres, y por qué no mujeres, tomen consciencia de la desigualdad de género.

El futbol, deporte tradicionalmente masculino, no ha sido ajeno históricamente a esta discriminación. Los lugares de los jugadores, directivos, técnicos, árbitros, fisioterapeutas, relatores, periodistas e hinchadas fueron, desde los inicios de la práctica del fútbol en el Uruguay, ocupados por hombres. Recuerdo en mi infancia e incluso adolescencia que, el hablar y saber de este deporte, estaba reservado para los hombres y si alguna mujer opinaba sobre el mismo era objeto de burlas por parte de ellos.

No era femenino ver fútbol, las mujeres debíamos ocuparnos de las labores “femeninas” como cocinar, limpiar la casa, educar a los hijos o conversar de banalidades con otras integrantes de nuestro género, mientras los hombres gritaban los goles y rabiaban por los fouls. Pero los tiempos van cambiando…

Hoy las mujeres cada día más somos protagonistas de la historia de nuestro país y también del fútbol. Cada día vemos más como la mujer se va integrando a este deporte, ocupando lugares otrora reservados para los hombres. Hoy hay mujeres árbitros, periodistas deportivas, integrantes de las directivas, que practican el futbol y que lucen con pasión la gloriosa camiseta del club de sus amores.

Hoy cada día más vemos mujeres en los estadios, gritando goles, llorando de emoción y discutiendo a las par y con los hombres si fue offside o no. Integrar a la mujer al principal deporte de nuestro país es, no solo significativo, sino que además muestra una sociedad que avanza y se compromete hacia una práctica igualitaria.

Y no es menor este dato si queremos que realmente haya “Ni una menos”. Debemos como sociedad toda considerar a la mujer en un plano de respeto e igualdad de derechos y oportunidades con el hombre. Que el Club Nacional de Football ( Institución deportiva que llevo en mi corazón por cierto) a través de decano.com me haya convocado a escribir unas palabras en tan importante día habla a las claras del cambio que sus integrantes están teniendo.

Esta es la transformación que nuestra sociedad necesita en forma imprescindible para crecer en igualdad y justicia.

¡Viva el Club Nacional de Football

¡Viva Decano.com!

¡Viva el Bolso!

¡Vivan los hombres y mujeres que lo integran de una u otra manera!

¡Vivan los hombres y mujeres de Uruguay !

via decano.com

Lista de buena fe

El cuerpo técnico dio a conocer la lista de 30 futbolistas para la Copa.
En la nómina de jugadores para disputar el principal torneo continental, se destaca la presencia de Leandro Barcia, Alexis Rolín y varios formados en nuestra Cantera Inagotable.

Lista oficial de buena fe

Arqueros: Esteban Conde, Luis Mejía, Gabriel Araújo.

Defensores: Agustín Rogel, Sergio Otálvaro, Jorge Fucile, Rafael García, Alexis Rolín, Alfonso Espino, Diego Polenta, Matías Viña, Guzmán Corujo.
Volantes: Diego Arismendi, Martín Ligüera, Gabriel Neves, Gonzalo Porras, Álvaro González, Sebastián Rodríguez, Felipe Carballo, Santiago Romero, Brian Lozano, Axel Müller.

Delanteros: Kevin Ramírez, Hugo Silveira, Leandro Barcia, Diego Cohelo, Tabaré Viudez, Facundo Labandeira, Rodrigo Aguirre, Sebastián Fernández.

via decano.com

Abdon Porte 99 aniversario

Abdón Porte, tío de una gloria de Nacional y del fútbol uruguayo como Roberto Porta, se inició en las actividades de la primera división en el Club Colón, entidad a la que perteneció Foglino, Levrato y otros excelentes jugadores. De aquélla entidad pasó al Libertad, entidad que dejó en 1911 para aliarse definitivamente en el team de Nacional.

Titular indiscutido durante siete años jugando de centro half, jugó con la tricolor en el pecho 207 partidos. Era un típico hombre defensivo de estilo combativo.

Hincha a muerte de Nacional, el día 5 de marzo de 1918 fue protagonista de un hecho lamentable que aún hoy recordamos con respeto y recogimiento.

En el centro de la cancha del Parque Central, donde tantas veces se retiró triunfador, se disparó un tiro acabando con su vida.

Los diarios de la época informaban de esta forma la trágica noticia.
Como ocurrió el hecho

Hasta la una de la mañana del día de ayer, Abdón Porte estuvo en la sede social del Club Nacional de Football. Después de esa hora y averiguado el instante en que pasaba el último tren con destino a la Unión, el footboller abandonó el local, despidiéndose con naturalidad de sus camaradas de círculo, para dirigirse al field del Parque Central.

De acuerdo con atinadas presunciones, Porte distrajo el tiempo necesario para llegar al viejo ground y realizar rápidamente su intento. Es decir, el suicidio se efectuó a las dos de la mañana. Justifica ese aserto la declaración de algunas personas que viven en las adyacencias del campo, que aseguran haber sentido a esa hora una detonación.

Recién a las seis de la mañana uno de los empleados que tiene el Montevideo Tenis, Institución ésta también locataria del Parque, notó que en el mismo centro del field se encontraba un hombre en posición de cubito dorsal. Al principio no le preocupo el hecho, pero en la nueva recorrida, viendo la inmovilidad del cuerpo, no obstante haberse iniciado una pequeña lluvia, acentuó más su atención, llegando así al centro del campo. Poco tuvo que hacer el referido empleado que conocía al jugador del Nacional.

El revolver que yacía al lado del cuerpo, ya ensangrentado, le dio al investigador toda la magnitud del suceso. El tiro había dado de lleno en el corazón, produciendo, como es de presumir, una muerte instantánea. Movido el cuerpo, se encontró a su lado un sombrero de paja, bajo el cual Porte había colocado dos cartas: una dirigida al presidente del Club Nacional y la restante, a un miembro de su familia.

Tales son los hechos que han rodeado la desaparición del sentido jugador. En ninguna de las cartas referidas, concreta el motivo de su determinación. Es pues, lo más aceptable, creer que se trata de un momento irreflexivo, provocado por una enfermedad de carácter nervioso.

La carta

Porte ha dejado la siguiente carta para el Doctor José Maria Delgado, Presidente del Club Nacional de Football.

“Querido Doctor Don José Maria Delgado. Le pido a usted y demás compañeros de Comisión que hagan por mí como yo hice por ustedes: hagan por mi familia y por mi querida madre.
Adiós querido amigo de la vida Abdón Porte.

Nacional aunque en polvo convertido
Y en polvo siempre amante.
No olvidaré un instante
Lo mucho que te he querido
Adiós para siempre.
En el Cementerio de la Teja con Bolívar y Carlitos
Se refiere a los hermanos Céspedes, muertos años atrás víctimas de la viruela
Su fallecimiento

El Club Nacional de Football ha tenido que detener imperiosamente el paso delvencedor. Durante largos años sólo ha reinado allí, en sus filas, soplos de éxito y felicidad. Los campeones por mas de un lustro, han conquistado lo máximo dentro de lo que del orden humano se puede ambicionar. Pocas entidades deportivas pueden haber formado anales más ricos y brillantes que los que han creado esos campeones que desde 1912 han tenido de inseparable camarada a la victoria.

Pero dentro del proceso natural el éxito y la felicidad son circunstancias efímeras y pasajeras. Llegan a su hora los contrastes. Para cada paso obtenido, viene una decepción, una amargura una de esas situaciones fatales, que reclaman verdades pruebas del carácter. Nacional no podía escapar a la dura ley. En la mañana de hoy ha desaparecido en la forma más trágica una de sus altas figuras, formidable columna, con sus rasgos característicos y con una personalidad indiscutible dentro del deportismo rioplatense. Abdón Porte, ese representante de una nueva guardia que debió consolidar los prestigios y ahuyentar las amenazas de aquellos que querían terminar con la vida de una institución que había nacido para ser grande, ha muerto
Dentro de ese viejo gremio, allí donde centenas de campeones nos han brindado horas triunfales, allí donde el mismo Porte fue en muchas tardes el ídolo de sus parciales, en el campo de acción testigo de su coraje extraordinario, se ha quitado la vida, vida que se agotó entusiastamente en los instantes en que para vencer había que colocar el corazón muy alto.

La ya irremediable como fatal decisión sólo da ambiente para la conmiseración y el dolor más profundo. Es que descartando ese natural sentimiento de piedad, que provoca la desaparición definitiva de los que se van, la muerte se magnifica cuando llega a los hombres jóvenes a hombres que los hemos visto reinar y culminar en pruebas, en las que solo se podía llegar al final en virtud de condiciones extraordinarias de vitalidad.

Por eso la desaparición de Abdón Porte nos anonada y desconcierta. Nacional pierde a uno de sus bravos, de espíritu entusiasta y batallador. Se va con el “indio” –comofamiliarmente le llaman sus camaradas-uno de los footbollers de aquel conjunto que en 1911 llegó a las filas a levantar y apuntar lo que iba tomando proporciones de desastre.

Para Nacional la desaparición representa eso; el alejamiento de quien llegó al desastre, en el momento en que todo era una loca retirada, en el año en que nadie aseguraba la existencia de la institución.

De su vida y de sus sacrificios dependió en más de una cita formidable, el triunfo del campeón. Así fue como llegó el convencimiento, cuando Porte por circunstancias imperiosas no llegó al encuentro, de que la vida de Nacional estaba ligada a esa colosal figura, que ésta era importante para la entidad, que el puesto que dejaba el ausente quedaba en blanco sin sustitución ni reemplazante.

No en balde se coreó su nombre y se le aclamó frenéticamente. Para el viejo Parque Central el nombre de Porte era familiar. Él había vibrado entusiastamente por todos sus ámbitos en señal inequívoca de que el club de los Céspedes era el suyo. Si el ejemplo, si la enseñanza, si el sacrificio, no es algo que se va definitivamente con la materia, es entonces la hora de decir que Porte deja una escuela de principios dentro del orden sportivo.

Nacional pierde a todo un luchador, pierde al creador de cien victorias, en parte a uno de los que llegó justo para levantar y dar alma a lo que parecía que no tenía razón de existir.

En adelante, de lo que aún queda por recorrer, llegaran días triunfales y horas decepcionantes. Para estas últimas, estamos seguros que Nacional tendrá una panacea: la devoción, el recuerdo, de ese coloso que se llamó Porte, de esa figura central, sin la cual Nacional no contó con fuerzas y energías para levantarse y vencer. Horacio Quiroga se inspiró en este hecho para escribir un cuento corto que llamó “Juan Polti” publicado en 1918 en la revista argentina “Atlántida”. Posiblemente llegara a su conocimiento por intermedio del Dr. José María Delgado, Presidente de Nacional y salteño como Quiroga.

via laabdon.com.uy