Monthly Archives: octubre 2016

El Rey de Copas

Los tricolores festejamos hoy un nuevo aniversario de la conquista de la última Copa Libertadores de América, la de 1988, en la recordada final jugada ante Newell´s Old Boys de Rosario en el Centenario, que culminó con victoria alba por tres a cero. Nacional había caído 1 – 0 en Rosario, pero la victoria conseguida en el Centenario le permitió conseguir su tercer título continental, iniciando una serie de triunfos que proseguirían con la Copa Intercontinental, la Recopa y la Interamericana, estas últimas en 1989, las últimas ganadas por cualquier equipo uruguayo, que completan
Aquella noche el conjunto albo saltó a la cancha con Jorge Seré en el arco; José Luis Pintos Saldaña, Felipe Revelez, Hugo De León y Carlos Soca; Jorge Cardaccio, Santiago Ostolazza y Yubert Lemos; Ernesto Vargas, Carlos De Lima y William Castro, mientras que los argentinos tenían entre otras figuras a Scoponi, Theiler, Pautasso, Llop, Alfaro Moreno y Batistuta.
“Pinocho” Vargas, “El Vasco” Ostolaza y Hugo De León (de penal) marcaron los goles tricolores para el delirio de una parcialidad que repletó las tribunas de nuestro máximo escenario. Durante la campaña para llegar al título Nacional eliminó del torneo a Wanderers, América de Cali y Millonarios en la primera fase, luego a Universidad Católica, nuevamente a los colombianos y al equipo argentino (también en dos ocasiones). Partido jugado el 26 de octubre, en el Estadio Centenario NACIONAL 3 Seré; P. Saldaña, Revelez, De León, Soca; Ostolazza, Cardaccio, Lemos; Vargas (Carreño), De Lima, Castro (Morán). DT: Roberto Fleitas NEWELL’S 0

via pasiontricolor.com.uy

Lasarte: “No hay chance de errores”

Martín Lasarte se mostró entusiasmado con la labor de Hugo Silveira y Sergio Otálvaro.
Nacional tuvo un comienzo excelente, presionó en toda la cancha desde la salida de Racing, trianguló a gran velocidad, tuvo una tenencia de balón pocas veces vista en el fútbol uruguayo, llegó por las bandas con sus laterales y volantes, pero eso solo duró veinte minutos del primer tiempo. Luego cayó en el letargo que vemos en el fútbol doméstico. Finalmente las individualidades sacaron el compromiso adelante.

Luego del triunfo por 3 a 1 sobre Racing, el entrenador tricolor, con su habitual franqueza y claridad, expresó sobre Nacional que tiene que mejorar “esa suerte de irregularidad que tenemos en un mismo partido. A veces es difícil pedir que se mantenga la intensidad todo el partido pero sí, hay que trabajar mejor ese aspecto en los noventa minutos.”

Según su forma de pensar, el Campeonato Uruguayo Especial, al ser un torneo corto, se debe ir partido a partido y consideró que “nuestro objetivo ahora es River. No entramos a mirar otras cosas. No nos hace bien y no nos focaliza. Este es un campeonato muy corto. No hay chance de errores, al menos a esta altura.”

Cuando abordó el tema de los jugadores con problemas sanitarios, Lasarte sostuvo que “Arismendi sufrió una pequeña molestia. Veremos en las horas siguientes el grado de la dificultad. En el caso de Kevin (Ramírez) hoy (sábado) todavía estaba con malestar y con fiebre.”

“Con lo de Jorge (Fucile) estábamos bastante preocupados. Hoy caminó con bastante normalidad. Vamos a esperar el lunes a ver cómo está”, explicó.

Luego hizo referencia a la titularidad de Martín Liguera: “Quería que Ligüera jugara un partido de titular. Me parecía lógica esa idea, es nuestro goleador”.

Sergio Otálvaro se ha adaptado al sistema del entrenador, se lo nota cada vez más afirmado en el lateral derecho. Al respecto, el DT dijo que “Sergio tiene una capacidad muy ofensiva para la media como lateral. Nos está aportando mucho, buscando pequeñas sociedades”.

Para cerrar el entrenador habló sobre la labor de Hugo Silveira: “Creo que estamos en presencia de un gran proyecto. Tiene un margen de mejora muy interesante. La gente lo está coreando y está recompensando su trabajo” culminó Martín Lasarte.

via decano.com

Seis al Hilo

Nacional derrotó a Racing por 3 a 1 y sigue en la punta del Campeonato.
Buenos minutos iniciales. El técnico tricolor Martín Lasarte debió realizar dos modificaciones por lesión. La primera fue conocida con anticipación y fue el ingreso de Alfonso Espino por Jorge Fucile. La segunda fue de último momento: Kevin Ramírez se indispuso y su lugar lo ocupó Martín Ligüera. La figura táctica fue la misma, la diferencia estuvo en que los tres futbolistas que jugaron por delante de Diego Arismendi y Santiago Romero se alternaron en sus posiciones. En algunas oportunidades Tabaré Viudez aparecía por izquierda, en otras por derecha. Y lo mismo aconteció con Sebastián Fernández y Ligüera. Los primeros minutos de Nacional fueron muy buenos. El equipo hizo circular el balón, incluso saliendo en mayor cantidad de veces que otros partidos con pelota dominada desde el fondo. Luego de concretar el primer tanto, el Bolso continuó con la misma tónica, pero por pocos minutos. Sobre el final del primer tiempo se perdió el control del medio campo y el equipo se fue retrasando en el campo aunque casi no hubo jugadas de peligro en nuestro arco
Segundo tiempo con altibajos. El segundo tiempo comenzó de la misma forma que terminó el primero, Racing dominaba el balón y el Bolso se paró muy retrasado en el campo. Fue así que vino el gol del empate y con ello aparecieron algunos nervios. Incluso Esteban Conde sacó una pelota del ángulo que pudo haber sido el segundo del rival. A partir de esa jugada el equipo pareció despertar nuevamente y salió en busca del triunfo. Se generaron muy buenos circuitos por la banda derecha y el ingreso de Sebastián Rodríguez terminó de volcar sobre el arco rival el juego, hasta que vinieron los goles de Hugo Silveira -de gran partido- y de Sebastián Fernández para terminar ganando.

Partido capicúa. El partido fue capicúa. Se comenzó muy bien, se bajó notoriamente y se volvió a lo del inicio para terminar de buena manera. El desafío será mantener la mayor cantidad de minutos el buen juego mostrado en gran parte del partido de hoy. De todas maneras fue un buen encuentro. Partidazo de Hugo Silveira, un jugador que va a todas y deja todo lo que tiene en la cancha. El sábado incluso con el premio de haber convertido el segundo gol y diría que fue gran responsable del primero aunque creo termina siendo en contra. Otra muy buena actuación del colombiano Sergio Otálvaro que se afianzó en el lateral y está siendo un jugador importantísimo con muy buena presencia en la marca y con buenos desbordes finalizados de gran manera. Por último una mención especial para Tabaré Viudez. Un jugador que si bien es intermitente, es una delicia verlo jugar.

Hay que seguir mejorando y sobre todo, seguir ganando. Ya son seis de corrido los triunfos y esperemos se continúe por este camino.

via decano.com

“El resultado se ajusta a lo que pasó”

Conforme con el quinto triunfo consecutivo, pero observador de lo que está faltando.
Satisfecho por un nuevo triunfo Martín Lasarte manifestó a la prensa que “está claro que el equipo siempre busca. Hoy con más voluntad y ganas que con talento.” Respecto al momento de Martín Ligüera dijo que eso es algo que lo emociona.

“Me parece que el resultado se ajusta a lo que pasó. Si lo dividimos en dos partes creo que el equipo en el primer tiempo estuvo más espeso. Ellos nos armaron una telaraña que nos costó superar. Tuvimos algunas aproximaciones sin generar lo que pretendíamos” manifestó el entrenador tricolor.

Para Lasarte, en el segundo tiempo “se mejoró, tuvimos más situaciones. El gol vino por una situación puntual, de esas que el fútbol tiene, por un jugador que está marcando una trayectoria especial en lo que quizás sea el último tramo de su carrera. Es algo que a mí me emociona. Realmente me congratulo. Creo que es un justo premio a un jugador especial y mejor persona aún” manifestó sobre Martín Liguera.

Lasarte reflexionó sobre la mejora en el sector defensivo: “En los últimos cinco nos hicieron uno. Antes en el juego aéreo éramos un equipo permeable, recibíamos goles, hoy somos un equipo fuerte en nuestra área y que marca la pauta en la de enfrente. No hemos podido convertir pero ya llegará”.

También hubo elogios para Hugo Silveira, de muy buen partido: “Esta bueno que no solo se premien los talentos, y más en este país. Hugo está trabajando mucho para mejorar. Hay química con la gente y con el grupo. ”

Sin decirlo directamente, Lasarte manifestó su molestia con el arbitraje de Esteban Ostojich. Dijo que “una se te pasa, pero dos es bravo. Seguramente el árbitro no las apreció. Pero haber, dos claras en un campeonato de estas características, en un solo tiempo… es complicado” concluyó.

Ligüera volvió al rescate

Nacional obtuvo un costoso, pero merecido triunfo ante Sud América en el Gran Parque Central por la 8ª fecha del Campeonato Uruguayo Especial.

Fue, una vez más, Martín Ligüera el salvador tricolor al marcar el único tanto del encuentro a los 77´.

Si bien los albos no jugaron su mejor partido, volvieron a exhibir un gran temple y despliegue físico y lograron mantener la punta de la tabla de posiciones (18 unidades).

Por la 9ª fecha, y para seguir en carrera, se viene Racing.

PARTIDO. El primer tiempo fue parejo.

Sud América se mostró bien parado, ordenado, tocó bien y contó con algunas acciones de peligro, pero, promediando la etapa, fue Nacional el que pasó a dominar las acciones, aunque le faltó el puntillazo final.

Sin brillar, pero con practicidad, buscó crear juego por el sector central y por las bandas (fundamentalmente por la izquierda), pero en cada incidencia se terminó diluyendo en los metros finales, donde buscó con el argumento del centro a Hugo Silveira.

Precisamente al #9 le cometieron una clara infracción dentro del área a los 31´, que el juez Esteban Ostojich ignoró. Fue un claro penal no sancionado.

De lo más claro del Decano fue un remate potente y a distancia de Kevin Ramírez que Alain Baroja logró desviar al córner.

Los tricolores se acercaban, pero no lograban desnivelar.

En el complemento, los albos pasaron a ser los netos dominadores, pero, nuevamente, carecieron de profundidad y generación de juego.

Martín Lasarte echó mano al banco de suplentes y dio ingreso a Martín Ligüera y Sebastián Rodríguez.

A falta de buen fútbol, Nacional creció mucho anímicamente y superó a su rival en el aspecto físico.

La presión del Decano aumentó con el paso de los minutos. Todos los futbolistas hicieron un desgaste impresionante, destacando la labor de Silveira quien, más allá de su entrega, destacó con más de una acción con el balón en los pies, generando un par de chances claras de gol.

La presión tricolor fue clave porque obligó a muchos errores de la zaga visitante. Y lo que fue mejor: los nuestros lo aprovecharon.

Así llegó el ansiado gol de la noche.

Corrían 77´ cuando Tabaré Viudez colocó un perfecto pase por elevación al sector central del área. La pelota picó una vez, el zaguero se confió y, viniendo a todo tren desde atrás, un inteligentísimo Ligüera lo anticipó y, ante la salida desesperada del arquero, cabeceó por encima de su cuerpo para decretar el tanto de la victoria.

Fue el triunfo de la entrega, la solidaridad, las ganas de seguir primeros, el despliegue físico y la brillantez de jugadores como Martín, quien siempre está cuando más se lo necesita.

Costó mucho, pero Nacional, que ya suma cinco triunfos consecutivos, sigue líder y va por más.

Declaraciones

Hugo Silveira

“Había que dejar todo y di mi máximo. En el primer tiempo nos faltó bastante fútbol. Ellos jugaron bien, estuvieron bien parados, pero cuando entró Martín (Ligüera) pudimos jugar un poco más. La parte física fue clave a pesar de que el campo estaba un poco pesado”.

via nacional.uy