Monthly Archives: mayo 2015

¡¡¡Salud campeón!!!

Nacional celebró el título de campeón uruguayo tras vencer a Peñarol 3-2 en la semifinal en el Centenario. Sebastián Fernández y Alonso pusieron en ventaja a los albos, Aguiar con un doblete forzó el alargue y Romero marcó el gol del título
campeon
Nacional celebró en el Centenario el título de campeón uruguayo con un inapelable triunfo clásico que le está permitiendo capitalizar la ventaja que le daba ser el mejor de la Tabla Anual. Lo hecho en los 45 minutos iniciales parecía sustentar el éxito de un equipo que se pareció al de los mejores momentos del Apertura, y que tras un bajón similar al del Clausura volvió a renacer.

Primero bailó a Peñarol, posteriormente controló sin problemas la ventaja, luego dejó reaccionar a un adversario herido y orgulloso, y después de dejarlo renacer le dio el golpe de nocaut para celebrar. No obstante, el festejo pasará ahora al plano de los escritorios.

El elenco de Álvaro Gutiérrez hizo un primer tiempo redondo y hasta mereció llevarse al descanso una ventaja superior a los dos tantos que logró. Salvo la primera opción de gol, mal definida por Urretaviscaya tras pique largo y notable pase profundo de Pacheco, el resto fue tricolor.

Migliore apareció dos veces, ante disparos de De Pena y Romero, y Peñarol empezó a hacer agua temprano. Por los costados y por el medio, ganando en el juego aéreo, presionando arriba y quedándose con todas las divididas Nacional mandaba y era el único equipo en la cancha.

Así no sorprendió que a los 20’ cayera el 1-0. De Pena levantó un centro desde la izquierda ante la pasividad de Sandoval, Alonso bajó el esférico de cabeza al medio y Sebastián Fernández entró solo para definir ante Migliore con un remate mordido pero efectivo.

No hubo reacción anímica ni futbolística de los aurinegros en el primer tiempo. Aguiar nunca encontró la pelota, Pacheco fue absorbido y a Zalayeta nunca le llegó. El eje Porras-Arismendi se adueñó del mediocampo, junto al despliegue de Romero por la derecha, y a partir de ahí Nacional justificó una superioridad pocas veces vistas en clásicos.

A los 33’ llegó el justo segundo gol. Sandoval perdió la pelota en la salida ante la presión de De Pena, MacEachen no despejó bien y el rebote le quedó a Alonso, que filtró un pase perfecto para Barcia, cuya aparición forzó a Diogo a cometerle penal. Alonso asumió la ejecución de la pena máxima y puso el 2-0.

Bengoechea esperó al entretiempo para mover fichas. Diogo y Sandoval, los peores jugadores de un equipo en el que ninguno jugó a la altura, dejaron sus lugares a Nández y Leyes, por lo que Nández y el Japo Rodríguez quedaron como laterales. El de la sub-20 fue el mejor de los aurinegros.

Pese a las variantes, muy poco cambió en los primeros minutos. Peñarol se volcó arriba, más por el repliegue de Nacional que por méritos propios, pero con el único argumento del pelotazo largo para sus torres. No obstante, en la lucha por la segunda pelota perdió siempre ante un rival mucho más atento y entero.

Nacional aguantaba el resultado sin sobresaltos, hasta que a los 24’ descontó Aguiar con una magnífica ejecución de tiro libre y empezó otro partido. Con la misma falta de juego que en los 69 minutos anteriores, los carboneros al menos esbozaron una reacción anímica. Luego entró Novick pero no repitió lo del clásico anterior.

Gutiérrez, lejos de poner la bañadera, hizo cambios en puestos similares. Prieto sustituyó a un extenuado Arismendi y Tabó entró por Barcia, en un equipo que pasó a defender el resultado y ya no pensó más en anotar. El gasto estaba hecho y era hora de sostener la diferencia, ya con Recoba en cancha en el cierre para aguantar la pelota.

Aún así, Alonso tuvo dos situaciones en las que acarició el 3-1; primero con un tiro libre apenas desviado desde el borde del área y después con una definición por encima de Migliore que cayó en el techo de la red a los 82’. Poco después el Japo Rodríguez vio su segunda amonestación por bajar a Tabó y respiraba más tranquilo Nacional.

Con un jugador menos, desarmado en lo táctico y sin poder recuperar la pelota, Peñarol parecía muerto en el trámite, pero con el argumento del balón dividido y luchando hasta el final, Urretaviscaya forzó un penal de Prieto y Aguiar no se puso nervioso para sellar el 2-2 en la hora. A esa altura era heroico lo del campeón del Clausura.

En la prórroga, aprovechando la superioridad numérica, Nacional volvió a tomar la iniciativa y Bengoechea reacomodó fichas como pudo, con Nández y MacEachen de laterales y Píriz en la zaga junto a Valdez. Esperó el elenco mirasol y con Nández como enorme figura aguantó el 2-2 en los primeros 15 minutos.

A los 4’ del segundo chico se quebró el trámite. Un córner de Recoba desde la izquierda encontró un anticipo de Romero, cabeceando a la red ante la salida en falso de un sentido Migliore, y el propio arquero argentino le cometió un penal a Tabó que debió ser expulsión y apenas fue tarjeta amarilla.

Tras esa falta empezaron a caer piedras desde el talud de la Ámsterdam, por lo que el juego se detuvo mientras la policía ingresó a la tribuna tirando gases e intentando sacar a los violentos, pero sin éxito. En la reanudación, Recoba asumió la pena máxima y tapó Migliore, pero muy poco más se jugó.

Los hinchas carboneros siguieron tirando piedras y butacas a la policía, lo que hizo que la ambulancia entrara en la cancha para ponerse a salvo. Claramente no estaban dadas las condiciones para seguir jugando. Con ese panorama, el árbitro decidió, con buen criterio, dar por suspendido el cotejo, desatando el festejo merecido de Nacional, que celebró su 45ª estrella a nivel local.

El caso pasará al Tribunal Disciplinario de la AUF, pero parece difícil que se reanude. Los delegados jugarán su partido en la sede de la calle Guayabo.

Montevideo Portal

¡¡¡Nacional campeón uruguayo!!!

campeon
Nacional derrotó 3-2 a Peñarol en la final disputada en el estadio Centenario y se consagró campeón uruguayo de la temporada 2014/2015.

El Decano, que se adelantó en el primer tiempo por intermedio de Sebastián Fernández e Iván Alonso (de penal), terminó ganando el partido en el alargue con un estupendo cabezazo de Santiago Romero.

De esta forma, los tricolores alcanzaron su título número 45, manteniendo su supremacía al frente de la clasificación histórica de vencedores del fútbol uruguayo.

¡¡¡Salud, campeón!!!

PARTIDO. Nacional disputó un muy buen primer tiempo. Tuvo el mérito de salir a dominar de entrada, con mucha fuerza y actitud, presionando en todos los sectores de la cancha y jugando siempre en campo rival. Minimizó a Peñarol, que ni siquiera pudo salir de contragolpe.

Los tricolores explotaron las bandas de forma aleatoria, primero la zurda de la mano de Carlos de Pena y Alfonso Espino y, luego, la derecha con Romero y Leandro Barcia. Siempre apoyados por Gonzalo Porras y Diego Arismendi desde el sector central. A eso hay que sumarle el sacrificio e inteligencia de Alonso y Fernández a la hora de desmarcarse y generar espacios.

Carlos de Pena tuvo el primero a los 5´ con un disparo potente y a media altura que el guardameta adversario logró desviar. Posteriormente, llegó un remate rastrero de afuera del área de Romero que volvió a contener el meta aurinegro.

Sin embargo, el primer grito de gol no se haría demorar mucho más, ya que a los 20´, tras un centro desde la izquierda de de Pena, Alonso conectó un cabezazo bombeado en el segundo palo que derivó en la posición de Fernández quien, entrando al área chica, ensayó una pirueta para desatar la algarabía del pueblo albo.

Golazo de “Seba” quien, una vez más, volvió a jugar un notable clásico.

Lejos de replegarse, el Decano siguió dominando, con un mediocampo impasable y recuperando cada pelota.

Iban 32´ y Nacional seguía presionando como si el partido recién comenzara y así llegó el segundo. Pelota robada en la salida de Peñarol entre de Pena y Fernández, habilitación de Alonso para Barcia y el “11” que fue derribado por Diogo en el área.

Iván, con un tiro bajo, potente y cruzado, cambió penal por gol y el 2-0 subió al marcador.

Así se marchó una primera mitad toda en tres colores.

El guion se mantuvo en los primeros 25´ del complemento (Espino estuvo cerca con un disparo cruzado a distancia ni bien iniciados los segundos 45´), pero, a los 69´, Peñarol descontó de penal.

“Colo” Romero-el mejor jugador de la cancha- y Diego Polenta, apoyados en Porras, eran los bastiones tricolores, por entrega y despliegue físico.

El ingreso de Christian Tabó fue clave, ya que generó muchísimos problemas a la retaguardia adversaria y, fue por una falta al propio atacante, que el rival se quedó con 10 hombres a los 84´ por expulsión de Jorge Rodríguez.

Sobre el final llegó el empate de penal, pero el alargue fue todo de los albos, que volvieron a tener la iniciativa y a ser los dueños del juego, siempre generando peligro del lado de Tabó.

A los 109´, y cuando los nuestros seguían acumulando méritos, llegó el ansiado gol del campeonato: corner perfectamente levantado por el ingresado Álvaro Recoba desde la derecha y notable cabezazo de Romero en el área chica entre varios hombres de Peñarol para torcer definitivamente el rumbo del encuentro.

Ya nadie iba a cambiar el resultado.

Nacional, por mejor, campeón uruguayo.

Nuevamente… ¡¡¡salud, campeón!!!

El primero y el más grande

bolso
Con el del domingo, Nacional conquistó su Campeonato Uruguayo número 45 y estiró su ventaja al frente de su más inmediato perseguidor, Peñarol, que suma 42 lauros.

El Decano volvió a ser campeón del fútbol uruguayo y de los últimos 18 torneos disputados se quedó con 10 (un tricampeonato: 2000, 2001, 2002; dos bicampeonatos: 2005, 2005/2006 y 2010/2011, 2011/2012; tres “simples”: 1998, 2008/2009 y 2014/2015).

El primer título de mejor del país que conquistó Nacional fue en 1902.

Posteriormente, llegó el de 1903 (en recordada y épica final contra el CURCC) antes de ganar el de 1912.

En toda su trayectoria, el equipo más popular del Uruguay firmó un quinquenio (1939, 1940, 1941, 1942 y 1943), un tetracampeonato (1969, 1970, 1971 y 1972), cuatro tricampeonatos (1915, 1916 y 1917; 1922, 1923 y 1924; 1955, 1956 y 1957; 2000, 2001 y 2002) y seis bicampeonatos (1902, 1903; 1919, 1920; 1933, 1934; 1946, 1947; 2005, 2005/2006; 2010/2011, 2011/2012).

Un detalle a tener en cuenta es que en 1948 el Decano se aprestaba a conquistar un nuevo tricampeonato cuando la huelga de jugadores dejó trunco el torneo. Fue confirmado por la Asociación Uruguaya de Fútbol como “primero e invicto”, pero no como campeón (algo similar sucedió en 1925, cuando se aprestaba a un tetracampeonato y el certamen quedó trunco para darle paso al famoso “Laudo Serrato”, el que acabó con el cisma).

Los números no hacen más que confirmar que Nacional es el equipo más ganador de la historia del fútbol uruguayo.

A continuación, todos los títulos.

1902 Nacional
1903 Nacional
1912 Nacional
1915 Nacional
1916 Nacional
1917 Nacional
1919 Nacional
1920 Nacional
1922 Nacional
1923 Nacional
1924 Nacional
1933 Nacional
1934 Nacional
1939 Nacional
1940 Nacional
1941 Nacional
1942 Nacional
1943 Nacional
1946 Nacional
1947 Nacional
1950 Nacional
1952 Nacional
1955 Nacional
1956 Nacional
1957 Nacional
1963 Nacional
1966 Nacional
1969 Nacional
1970 Nacional
1971 Nacional
1972 Nacional
1977 Nacional
1980 Nacional
1983 Nacional
1992 Nacional
1998 Nacional
2000 Nacional
2001 Nacional
2002 Nacional
2005 Nacional
2005/06 Nacional
2008/09 Nacional
2010/11 Nacional
2011/12 Nacional
2014/15 Nacional

Máximos ganadores: Nacional 45; Peñarol 42; CURCC 5; Defensor Sporting 4, River Plate F.C. 4; Danubio 4, Wanderers 3, Rampla Juniors 1, Progreso 1, Bella Vista 1, Central Español 1. Total: 111 campeonatos uruguayos disputados.

Finales oficiales: Nacional sigue dominando

seba
Con la del domingo ante Peñarol, Nacional se anotó su 14ª final oficial ganada ante su tradicional adversario.

Por el Campeonato Uruguayo, los tricolores se impusieron en cinco ocasiones: 1933, 1939, 1952, 2000 y 2015.

Por la Copa Competencia fueron triunfos en 1914 y 1919; por la Copa de Honor en 1914 y 1917; por la Copa Peyrou en 1922, por la Copa Serrato en 1928, por el Torneo de Honor en 1943, por el torneo Clausura en 1995 y por la Copa Artigas en 1983.

El detalle es el siguiente:

Finales oficiales ganadas por Nacional: 14.

Finales oficiales ganadas por Peñarol: 11 (campeonatos locales de 1944, 1959, 1986, 1995, 1996, 1999, 2003 y 2010; Copa de Honor 1918; Copa Albion 1916; Liguilla 1997).

Nacional campeón: Las repercusiones

bolso
A continuación, compartimos la palabra de los campeones.

Álvaro Gutiérrez: “Estuvimos muy atentos en las marcas. Este partido lo merecía ganar Nacional. Sabíamos que en este tipo de partidos necesitábamos gente con experiencia, gente que tenga mucha concentración y mucho sacrificio a la hora de recuperar la pelota y por eso me decidí por incluir a Sebastián Fernández. Estoy agradecido a toda la gente de Nacional que siempre confió en mí, desde los que me trajeron al club hasta los que confiaron luego para que asuma al frente del primer equipo. Y el total de los agradecimientos para mis jugadores. Este es un grupo de profesionales excelentes”.

Gonzalo Porras: “Cuando llegué a Nacional me propuse lograr este título. Siento una alegría tremenda porque se había hablado mucho durante las últimas semanas de este equipo de Nacional, nos daban por muertos antes de este partido y demostramos una rebeldía tremenda, una unión impresionante y lo tenemos bien merecido”.

Diego Polenta: “El partido fue rarísimo. Empezamos muy bien, dominamos el primer tiempo, pero en el segundo nos quedamos un poco. Por suerte pudimos ganarlo y somos campeones. ¿Cómo lo planteamos al encuentro? Fuimos a atacarlos. Atacándolos y jugando bien se les podía complicar y eso buscamos”.

Santiago Romero: “En la jugada del gol me mandé al área. A mi generalmente no me toca ir a cabecear, pero me tuve fe. Me mandé por intuición. Álvaro (Recoba) te pone la pelota en la cabeza y la mandé a guardar y por suerte se nos dio el triunfo. Fuimos justos vencedores. ¿El partido? El empate rival nos costó en lo anímico, pero nos propusimos ganarlo dado que teníamos un hombre más, por ese lado fue una inyección. En el primer tiempo del alargue fuimos más y, en el segundo, tuve la suerte de hacer el gol. Estoy muy contento por mis compañeros, que se merecen lo que están pasando. Hicimos un gran Apertura, nos caímos un poco en el Clausura, pero somos justos vencedores”.

Christian Tabó: “En los últimos 10´ se nos complicó un poco porque los rivales llegaron al empate, pero en el alargue, con un hombre más, cosa que supimos aprovechar muy bien, mantuvimos la pelota y nos llevamos el partido”.

Diego Arismendi: “Fue un partido muy intenso, peleado en la mitad de la cancha, por suerte ganamos merecidamente el título. La gente y el grupo se lo merecen. También el ´Colo´ (Romero), porque es una gran persona y un gran jugador”.

Carlos de Pena: “Lo que ayer era un sueño para mí, hoy es una realidad. Soñé con este momento desde que arranqué a jugar en Nacional y hoy, poder cumplirlo me emociona mucho, teniendo a mi familia en la tribuna y jugando con mis amigos adentro de la cancha. No se puede pedir nada más. Soy muy feliz y quiero disfrutar. Estoy orgulloso de cada uno de mis compañeros porque hoy demostraron que son hombres, con actitud y rebeldía”.

Gustavo Munúa: “La alegría la tengo yo y toda mi familia, la vuelta al club valió la pena. Esto significa mucho y uno lo disfruta mucho. Todos los compañeros lo tienen bien merecido, incluso los que hoy ya no están con nosotros como Henry Giménez, Maximiliano Calzada, ´Rafa´ García, Carlos Valdés, (Jorge) Fucile… No están acá, pero también lo están disfrutando. Y para nuestra hinchada es un momento único y disfrutable”.

Trico SocioConaprolebanner redpagosHistoriaHacete socioBeneficios para socios del clubGran Parque CentralBanner todos los partidosbanner promo bolso

¡NACIONAL CAMPEÓN URUGUAYO!

Dominando de principio a fin Nacional ganó el clásico y una nueva final para coronarse CAMPEÓN URUGUAYO 2014/2015
Presionando arriba. Nacional jugó un muy buen partido ante su máximo rival y dominó de principio a fin la final. La clave estuvo en la presión sobre la última zona del rival. Además formó un bloque defensivo muy bien parado que no tuvo fisuras y que ganó cada pelota dividida. Incluso el segundo gol vino producto de una pelota robada a la línea de defensores de Peñarol que terminó en penal que Iván Alonso convirtió. Gran planteamiento táctico y estratégico de Álvaro Gutiérrez y llevado a cabo por los jugadores de forma excelente.

Rendimientos altísimos. Al buen funcionamiento que tuvo Nacional en el juego colectivo se le sumaron rendimientos altísimos individuales. Iván Alonso jugando nuevamente un gran clásico convirtiendo su quinto gol clásico en siete disputados. Sebastián Fernández jugando con el corazón en la mano metiendo como el hincha que es. El Colo Romero fue sin dudas el jugador de la final con un despliegue físico por la banda derecha, y coronando un gran año con el gol que nos dio el título. Gran partido de Gonzalo Porras también dominando el medio de la cancha y distribuyendo el balón. Párrafo aparte para Álvaro “Chino” Recoba jugando lo que seguramente fue su último partido en Nacional y siendo nuevamente influyente en el resultado del clásico tirando un corner de manera magistral para el gol del triunfo. Gracias Chino por tanta magia. Muy buen partido en general de todos.

Merecidísimo campeón. Nacional fue el justo campeón de este Uruguayo ganando con luz el Torneo Apertura y la TAbla Anual. Gran año para varios futbolistas y gran año para Álvaro Gutiérrez que se consolidó como un gran técnico ganador de campeonatos y de clásicos con 4 victorias y un empate de cinco disputados. Nacional ganó su campeonato número 45 para seguir siendo el más ganador de Uruguay. Nacional nomá!!!!!!

¡Salud Tricampeón Uruguayo!

Los gurises de Tercera se acaban de coronar Tricampeoneos Uruguayos, luego de vencer a River por dos goles a cero.
Enorme campaña de los pibes de Tercera. Campeones invictos del torneo Clausura, primeros en la Tabla Anual y este sábado se coronaron campeones por tercera vez consecutiva luego de ganar la Final ante River en el Saroldi por dos goles a cero, ambos tantos convertidos por Ignacio Nadal.
bolso
Tremenda actuación, hay futuro y es tricolor.
¡Salud campeón!